Lactancia materna, esa gran desconocida...

jueves, 4 de diciembre de 2008


Cuando ayer me senté a escribir estaba muy cabreada... me sentía en uno de mis días en que todo me parece una mierda. Le había hecho pasar un mal trago a mi niño poniéndole las vacunas de los 15 meses y la experiencia con el enfermero del CAP me había frustrado aún más.

Por casualidad cuando había terminado de escribir vomitando palabras llenas de frustración incluí el dibujo precioso de Picasso que está al principio y se borró todo el texto sin posibilidad de recuperarlo... Algo tan bonito no podía convivir con aquel texto tan crispado... Ahora me alegro de volver a escribirlo con otro ánimo y talante.

Recordando el día de ayer. Cuando el enfermero empezó el cuestionario sobre alimentación no llegó a preguntarme cuando ya había puesto lactancia artificial en su ordenador, al escuchar que lo decía en voz alta le comenté que Daniel aún mamaba y su cara de sorpresa aunque me la esperaba me defraudó mucho. Más o menos fue así:

- Es e primer niño que veo en consulta que con 16 meses aún toma pecho...
- No es tan difícil, sólo hay que darlo a demanda y estar disponible.
- Las madres que vienen aquí se quedan sin leche mucho antes aunque no trabajen.
- El pecho es una fabrica no un almacén, hay que estimularlo para que produzca.

Y más cosas, con la misma falta de lógica e información. Lamentable, muy triste.

Ayer escribía sobre vergüenza, falta de profesionalidad y prepotencia. Hoy voy más allá, y busco la responsabilidad en otro nivel, hace cuarenta años. Los responsables de la situación actual de la lactancia materna, se hicieron de oro inculcando creencias y dogmas desnaturalizados, malintencionados y destructores del contacto físico y el amor. Y nos legaron una sociedad donde se premia la independencia, la productividad y el desarraigo.

Hoy siento una pena enorme. Pena por todos aquellos bebes a los que sus madres les han negado su leche por malos consejos, entre los cuales me incluyo. Todas aquellas madres que no han podido disfrutar de dar el pecho, de alimentar a sus hijos de la mejor manera posible. Y todo no por desinformación sino por información errónea, que es mucho peor, por malos consejos por parte de los encargados de la SALUD. Eminencias que no han querido escarbar para no levantar ampollas y se han quedado tan tranquilos recibiendo los regalos de diversos laboratorios.

No puedo mirar hacia otro lado, necesito poder hacer algo para que esto cambie. Ninguna madre debería pederse un regalo tan maravilloso.

3 comentarios:

Angel González dijo...

A ese enfermero le tienes q decir que tu sigues las recomendaciones de la OMS, q él desconoce y q no existe quedarse sin leche sino dejar de producir leche por una mala praxis.
Yo tb me cabreé mucho el primer año de mi hijo y abrí bastante los ojos a cómo está la sociedad en su conjunto a través del desprestigio de la maternidad verdadera (simplemente criar). Salvé la lactancia después de 2 meses de calvario gracias a una asesora q sabía más q todos los médicos q había visto y q simplemente mi hijo necesitaba otra postura para mamar más eficazmente.
Pero no nos engañemos y no echemos balones fuera. Los profesionales de salud tienen una gran responsabilidad pero las mujeres q de verdad quieren salvar su lactancia, buscan grupos de apoyo, otros pediatras, etc. y la mayoría lo consiguen.
Un buen pediatra no puede convencer a alguien de la lactancia si ella no quiere, pero lo contrario no sucede si tu tienes las ideas claras.
Yo propongo q las mujeres dejen de ser analfabetas de su cuerpo y madres virtuales y resuciten la cultura de la lactancia y la crianza con apego. Eso es una revolución y funciona independientemente del resto de los agentes sociales.
A aquella asesora la entrevisté para poder ayudar a más mujeres: "lo q nadie te ha contado sb la lactancia materna".
Lo peor es q muchas mujeres cuyas lactancias fracasan en vez de canalizar su ira contra el sistema y tratar de mejorar las cosas, nos tachan a nosotras de radicales y de hacerlas sentir culpables.
En cualquier caso, yo soy muy optimista, vienen buenos tiempos para la lactancia pq es lo unico q garantiza la soberanía alimentaria de la especie humana.

Saludos y sigue escribiendo "cabreada".

MMar
www.elblogalternativo.com
www.eldedoenlallaga.com

Lidia dijo...

MMar gracias por tu comentario, un honor ya que te sigo desde hace varias semanas y me parece muy interesante todo lo que escribes.

Quería decirte, entiendo lo que me dices, hay un porcentaje de madres que quiero creer bajo, que bien por comodidad, "falta de tiempo" o simple egoísmo no se plantean la lactancia materna desde el inicio, lo cual personalmente me parece una aberración.

Sin embargo la incultura de la teta es tan extendida aquí en Andalucía que creo que hay muchas madres que ni siquiera se plantean alternativas ni buscar apoyo o información porque no conocen nada sobre lactancia.

Cuando estaba embarazada y alguien me preguntaba sobre si quería dar el pecho, yo contestaba, "espero poder darlo". No se me pasó por la cabeza informarme sobre el tema, sinceramente creía que si necesitaba información el pediatra podría dármela. Estaba muy equivocada, si hubiera buscado ayuda en esos lugares, aunque hubiese visitado muchos médicos, mucho me temo que a día de hoy mi pequeño llevaría muchos meses sin teta, y viviría en la ignorancia feliz (o no) de la vida.

La vida hizo que Daniel naciera pocas semanas después que la hija de una buena amiga, y gracias a ella, todo ha sido muy diferente a lo que podía haber sido. No hay semana que no de gracias a esa amiga.

Lo que quería decirte es que hoy en día de vez en cuando me cruzo con madres que se quedan embelesadas mirando cuando Daniel pide teta y alucinan, porque no creen que pueda ser posible. A eso me refería.

Yo soy de rápido cabreo, me paso la vida con un nudo en el estómago cuando veo injusticias e irresponsabilidades, pero quiero pensar que la mayoría de las madres si pudieran elegir con conocimiento de causa elegirían lo mejor para sus hijos.

Muchas gracias MMar

Ileana dijo...

Creo que en general es el precio que tuvimos que pagar por la novatada de la incorporación de la mujer al trabajo, por el exceso industrialista del siglo XX, y por una fe ciega en el "progreso".

Nada que no pueda corregirse con el tiempo, y se corregirá.

Abrazos a las dos, grandes mujeres y madres!!!

 
Dudas y mas (dudas) - by Templates para novo blogger